Satisfacción laboral en el contexto de las organizaciones

Satisfacción laboral.jpgLa satisfacción laboral es entendida como una respuesta emocional o actitud positiva de un trabajador en el contexto de una organización y se relaciona con la percepción que el mismo posee de las características del cargo que desempeña habitualmente.

En la actualidad, cada vez más individuos buscan sentirse cómodos y satisfechos en sus puestos de trabajo, intentando aproximarse a los valores, creencias y desafíos  que consideran importante desarrollar a lo largo de su trayectoria laboral.

La satisfacción que una persona puede sentir dentro de una organización, determina en ella cierta actitud generalizada hacia sus tareas, que define el tipo de relación que mantiene con las mismas y termina afectando directamente sus resultados, mostrándose como un buen predictor del desempeño laboral.

“termina afectando directamente sus resultados, mostrándose como un buen predictor del desempeño laboral.”

Esta variable está íntimamente ligada al concepto de clima organizacional. El mismo puede definirse como el conjunto de percepciones que los individuos que se desempeñan en una organización, poseen de su lugar de trabajo. Sin embargo, este concepto es más amplio y apunta a mensurar el ambiente propio de una empresa, en donde podemos diferenciar entre los atributos objetivos (elementos estructurales, procesos organizacionales, gestión de recursos, sistema de compensación y recompensas, etcétera) y los atributos perceptivos de los individuos que forman parte de la organización (valores, actitudes, opiniones, necesidades individuales, estilos de liderazgo, interacciones grupales, grado de satisfacción personal en el trabajo).

Así pues, mientras en el clima organizacional es posible distinguir entre los factores objetivos y perceptivos de una organización en particular; en la satisfacción laboral se suele diferenciar entre los factores intrínsecos y los extrínsecos que atraviesan la experiencia de un individuo. Los primeros dependen del sujeto, de sus aspiraciones, intereses, motivaciones, valores y creencias. Los factores extrínsecos, en cambio, tienen que ver con cuestiones externas a la persona pero que le competen directamente, tales como el reconocimiento, el salario, los beneficios sociales y  las condiciones de trabajo que ofrezca una organización.

En síntesis, usualmente se define la satisfacción laboral como un estado emocional positivo y placentero de la percepción subjetiva de las experiencias laborales de un trabajador, mientras que el clima organizacional se concibe como la percepción que tienen los individuos sobre el ambiente interno de su trabajo.

“el clima organizacional se concibe como la percepción que tienen los individuos sobre el ambiente interno de su trabajo”

Es imprescindible que existan dentro de  las organizaciones programas que apunten a influir sobre el clima organizacional de manera favorable, a los fines de incidir específicamente en la satisfacción de los individuos. Así también, para aquellos sujetos que se encuentran en la exploración de desafíos laborales o personales, es importante que definan que valores organizacionales consideran necesarios, a los fines de poder buscar puestos de trabajo que contribuyan a aumentar sus oportunidades y enfatizar los valores con los cuales se identifican.