¡5 Beneficios y 5 Consejos para tu proyecto, negocio o empresa!

Si desea que tu marca se destaque en un mercado tan saturado como en el que vivimos hoy en día, deberá tener como un requisito de negocio, establecer una adecuada imagen corporativa de inmediato, para lograr aumentar tus ventas, disfrutar de los beneficios y asegurar el éxito que tenés en mente conseguir.

La Identidad Corporativa, es lo que constituye el aspecto físico de su marca. Por lo general incluye su logotipo y los elementos de soporte tales como su sitio web, con membrete y tarjetas de visita, así como sus plataformas en los medios sociales y el tono de voz a través de la comunicación de su negocio.

La imagen corporativa es uno de los conceptos más importante a la hora de crear una empresa y suele referirse a la forma en que los consumidores perciben a la compañía, asociando ciertos valores a ella.

Este concepto podría dividirse en dos partes muy diferenciales. Por un lado tendríamos los elementos visuales como el logotipo, el color, la tipografía, el eslogan, etc. Y por otro lado tenemos aquellos elementos más abstractos y que apuntan a generar sensaciones o emociones asociadas a una marca: la filosofía, los valores, la misión…

Respecto de lo primero, mantener una constante en la identidad corporativa, es vital si desea mostrar en su negocio un sello profesional. Cumplir con una paleta particular de colores y tipos de letra, un logotipo consistente, definir una declaración en su posicionamiento y utilizar el mismo tono de voz a través de sus comunicaciones impresas y online, son factores que contribuirán a mejorar su posición profesional.

No hay ninguna gran compañía que no disponga de un buen logo, eslogan, música o filosofía, etc. o más bien todo a la vez. Por ello, la creación de la imagen corporativa es parte de la estrategia de las empresas y si acertamos con ella, generará grandes beneficios a las mismas:

  1. Posicionamiento en el mercado.
  2. Mayor valor a la marca.
  3. Ser fácilmente reconocida y recordada por los consumidores.
  4. Distinguirse visualmente de la competencia.
  5. Mayor confianza de los empleados hacia la empresa.

Por lo tanto, una buena imagen corporativa debe ser atractiva físicamente y además debe transmitir los valores de la empresa para que ésta crezca con fuerza e influya positivamente sobre los clientes.

Algunas recomendaciones para crear una buena imagen corporativa:

  1. Cuida tus instalaciones. Crea oficinas y espacios con diseños personalizados que representen los valores de la compañía y donde puedas atender a tus clientes.
  2. Cuida tu imagen personal y la de tus empleados. Las personas de la empresa son las que tratan a diario con los clientes. Lo que vosotros transmitáis, lo comunicará también tu marca.
  3. Ponte en manos de profesionales para crear la imagen corporativa de tu empresa. Los conocimientos especializados y la experiencia, junto con tus ideas, te darán el resultado que buscas: una buena imagen corporativa.
  4. Mantén una buena página web. Hoy en día la mayoría de los clientes se informan a través de Internet sobre las empresas y sus productos y servicios. Cuanto más profesional sea tu carta de presentación, mejor.
  5. El mensaje es fundamental. Ten muy claro qué mensaje quieres transmitir a tus clientes y plásmalo en todo lo que hagas.

Ejemplos de empresas con una buena imagen corporativa:

Como conclusión, si estás pensando en crear una empresa, quieres cambiar la percepción de tus clientes y reposicionarte en el mercado o en tu compañía hay cambios de directivos o de línea empresarial: es el momento de crear tu nueva imagen corporativa.

En G Consultora estaremos encantados de ayudarte a conseguir la mejor imagen corporativa para tu protecto, negocio o empresa, contactanos al 351-152422477 o completando el siguiente formulario para que nos pongamos en contacto de inmediato.